¿Cuáles son sus Beneficios?

¿Qué es Mi Kimat? ¿Cuáles son sus Beneficios? ¿Cómo Usarla? Posiciones Básicas Estrés, Relajación e Insomnio Preguntas y Respuestas Mi Kimat en la Prensa ¡CÓMPRALA AHORA!

Mi Kimat tiene la propiedad de liberar efectos que resultan beneficiosos para el organismo:

  • Estimula la liberación de endorfinas, aliviando el dolor y transmitiendo una sensación de bienestar.
  • Profundo efecto relajante de todo el sistema nervioso.
  • De gran ayuda para combatir el estrés.
  • Favorece la circulación sanguínea y linfática, mejorando el metabolismo y facilitando la eliminación de toxinas.
  • Disminuye la tensión arterial.
  • Le ayudará a conciliar el sueño.
  • Útil para desactivar obstrucciones emocionales.
  • Efecto positivo en la depresión.
  • Favorece el proceso natural de autocuración de su cuerpo.
  • Consolida el sistema inmune.
  • Potencia la energía positiva.


Las flores activan la circulación y el sistema nervioso, liberando la hormona de la endorfina, la hormona de la felicidad. La sensación inicial de dolor depende del umbral del dolor de cada persona. Después de 5 minutos una sensación de calor recorre el cuerpo. Se activa la circulación de la sangre. La musculatura se relaja y el sistema nervioso entra en un estado de bienestar. No sustituye a los cuidados y tratamientos médicos, pero si puede servir como complemento.

Mi Kimat es un complemento ideal para los siguientes problemas:

  • Dolores cervicales, dorsales y lumbares.
  • Dolor de cabeza y migrañas.
  • Tensión muscular.
  • Lesiones deportivas.
  • Ciática.
  • Reuma y artritis.
  • Sistema digestivo.
  • Pies (reflexología).
  • Tensión en mandíbula.
  • Depresión.
  • Insomnio.
  • Celulitis.
  • Diabetes.
  • Hipertensión arterial
Mi Kimat


Contraindicaciones:

  • Procesos inflamatorios e infecciosos agudos de la piel, por el riesgo de diseminación.
  • Flebitis aguda, por el peligro de formación de coágulos (trombosis), ya que puede producir el desprendimiento del coágulo (embolismo).
  • Varices venosas severas.
  • Linfangitis.
  • Tumores malignos, con el fin de evitar su posible diseminación.
  • Hemofilia, por existir gran riesgo de sufrir hematomas.
  • Estar tomando medicamentos anticoagulación (Sintrom, Heparina...), o medicamentos para la insuficiencia cardíaca.
  • Grandes lesiones cutáneas.
  • Hematoma, ya que al ser sometidas a la acupresión, hay riesgo de formación de calcificaciones locales.
  • Embarazo.

Contraindicaciones relativas:

Aquellas en las cuales hay que extremar las precauciones. Para ello se debe poner una tela gruesa entre la piel y la colchoneta, y disminuir el tiempo de la sesión a 5-10 minutos.

  • Fibromialgia.
  • Leves daños en la piel.
  • Eccenmas.